textos y algo más

En el bosque

En el bosque

Ismael Teira (Boiro, 1987) nos propone una reflexión sobre el paisaje, siguiendo una línea clara de investigación en su trabajo entorno al recorrido, el archivo y los arquetipos del concepto Naturaleza.

El paisaje parece reclamar su protagonismo a través de una mirada contemplativa, realizando un ejercicio de arqueología contemporánea y de experimentación a través de la mirada primigenia del paseante, germen de que esta representación se convertirse en un género autónomo, dejase de ser entorno ( llamado precisamente“fondo” o “lejos”) para ser entidad, En el bosque esa mirada la podríamos definir justamente desde “cerca”.

Su interés por el archivo aparece ya en proyectos anteriores, como en Caminos del deseo, donde documenta a través de fotografías una serie de atajos, “creaciones sociales que dan respuesta a las necesidades del grupo”. Además de esta seducción por la construcción del espacio público, Ismael se apropia, también ya en proyectos pasados, de imágenes y referentes de la cultura visual, de las cuales se apodera construyendo una nueva representación, por ejemplo en Yes you can, donde trabaja sobre la imagen de Bliss (Fondo de pantalla de Windows XP).

bliss3

Podremos encontrar una de estas intervenciones En el bosque, una actuación sobre un paisaje corporativo re-apropiado, a través de un recorrido hacia el interior del estampado de unos sobres de papel reciclado, que representan repetidas veces un logotipo con forma de árbol. Ismael Teira interviene en “esta superficie que actúa en cierta manera como el plano de un frondoso bosque en el que caminar, pero también en el que perderse.”

La madera, como materia prima originaria del bosque, aparece como elemento estructurador de Aínda a vida [Todavía la vida]/ Still life, de 2011, una instalación compuesta por fotografías de diez pinos marcados y numerados, previamente a una irremediable tala, en la instalación Ismael organiza numéricamente los elementos, en forma de cuenta atrás, de diez a uno, muestras de árboles, enmarcadas con la propia madera del pino representado.

En el bosque nos invita a imaginar las líneas de posibles sendas urbanas, trasladadas al espacio de la Naturaleza alterada. Las posibles prácticas de recorrido azaroso que proponía el flanêurismo, las derivas urbanas o las transurbancias de surrealistas, dadaístas o situacionistas, mutan de contexto pero se reincide en intencionalidad, sin objetivo, ni meta específica, el mapa articulado a través de dibujos en acuarela sobre papel, trazos rectilíneos y angulares, símbolizan el bosque, en donde se entrelazan los caminos que Ismael Teira nos propone recorrer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on May 14, 2013 by in Nota de Prensa and tagged .
%d bloggers like this: